Arcángel Azrael y el proceso de duelo y aceptación

Azrael es un arcángel en la mitología islámica que se encarga de llevar el alma de los fallecidos a la presencia de Dios. Esta figura se asocia a la muerte, la separación y el proceso de duelo y aceptación.

El duelo es una respuesta emocional normal y necesaria ante la pérdida de un ser querido. Esta respuesta está compuesta por una serie de etapas que se deben superar para aceptar la pérdida y seguir adelante. Estas etapas son: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

Negación

Es la primera etapa del duelo y consiste en la negación de la realidad. Esta etapa es un mecanismo de defensa que nos permite lidiar con el shock y el dolor que se siente ante la pérdida de un ser querido.

 

 

Ira

Es la segunda etapa del duelo y se caracteriza por una gran carga emocional. Esta etapa está asociada con el enojo y el resentimiento que sentimos ante la pérdida. Estas emociones son normales, pero hay que intentar no perder el control.

Negociación

Es la tercera etapa del duelo y se caracteriza por una lucha interna entre el dolor y la esperanza. En esta etapa, muchas veces intentamos llegar a acuerdos con Dios o con el ser querido para que la pérdida no sea tan dolorosa.

Depresión

Es la cuarta etapa del duelo y se caracteriza por la tristeza y el pesar que sentimos ante la pérdida. Esta etapa puede durar mucho tiempo, pero es necesaria para que podamos aceptar la pérdida.

Aceptación

Es la última etapa del duelo y se caracteriza por la comprensión de que la pérdida es un hecho y no hay nada que se pueda hacer para cambiarlo. Esta etapa es importante para poder seguir adelante con la vida.

¿Cómo nos ayuda Arcángel Azrael?

Arcángel Azrael es una figura importante en el proceso de duelo y aceptación. Esta figura nos ayuda a recordar que hay una luz al final del túnel y que todos pasamos por un proceso de duelo para poder seguir adelante.

Azrael también nos ayuda a recordar que la muerte no es el fin, sino el comienzo de algo nuevo. Esta figura nos ayuda a recordar que el amor no muere con la persona, sino que se queda para siempre.

Conclusiones

El proceso de duelo y aceptación es una parte natural de la vida y es necesario para poder seguir adelante. Arcángel Azrael es una figura importante en este proceso, ya que nos ayuda a recordar que hay una luz al final del túnel y que el amor no muere con la persona.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a comprender mejor el proceso de duelo y aceptación y a conocer un poco más sobre la figura de Arcángel Azrael.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *